Puesta en marcha

La puesta en marcha de un vehículo supone mover el volante de inercia, la admisión de la mezcla en los cilindros y la chispa en las bujías para lograr las primeras igniciones de la mezcla y lograr así los primeros giros del motor.

El sistema necesario para la puesta en marcha esta formado por varios elementos como son la batería, interruputor, motor de arranque y relé entre otros.

Los giros iniciales se logran gracias a un motor eléctrico denominado comunmente motor de arranque.

Así este motor eléctrico ayuda la puesta en marcha del motor térmico, es decir, el motor mismo del vehículo.
Son necesarias varias vueltas del motor de arranque para lograr un giro en el cigueñal.

El relé de arranque es activado por su electroimán una vez que se conecta el interruptor, cerrando así el circuito y enviando una gran tensión para poner en funcionamiento al motor de arranque.



Articulos relacionados:

Sistema de Encendido
Sistema de Encendido Directo DIS





MecanicaFacil.info