Sistema de Distribución

Es el sistema que mediante el accionar de las válvulas regulan la entrada de mezcla y salida de gases quemados del cilindro. Está compuesto por el árbol de levas, engranaje de mando, válvulas de admisión y escape, elementos de mando, balancines.

A continuación se describen más detalladamente estos elementos (en algunos casos se presentarán vínculos para ampliar aún más la información con artículos específicos).

Válvulas

Las válvulas son los llamados elementos interiores del sistema de distribución, mientras que a los demás se los denominan exteriores.

Mediante la acción de las válvulas se abre o cierra la entrada de la mezcla o salida de gases quemados de la cámara de combustión. En las válvulas encontramos dos partes fácilmente reconocibles, su cabeza y el vastago. La cabeza de la válvula es la que entre en contacto con los gases de combustión y el trabajo constante de contacto sobre el asiento de la válvula. Los vastagos presentan en algunos casos su extremo ranurado o rebajado según el tipo de seguro usado, siendo los más comunes de una o varias ranuras.

Guías de válvula

La guía de válvula tienen como función que centrar el movimiento de la válvula favoreciendo el desplazamiento de ésta. En sí es trata componente para guiarlas de forma correcta en previniendo el desgaste que el rozamiento provoca en la Tapa de Cilindros (tambien denominada culata).

Es importante destacar que puede presentare pérdidas de aceite hacia el cilindro si el espacio entre la guía y el cuerpo de la válvula no es el correcto. En las válvulas de admisión este inconveniente provocaría depósitos de aceite en las bujías causando una mala ignición de la mezcla. Si se trata de una válvula de escape el aceite derivará hacia el caño de escape.

Asientos de válvulas

Son las piezas circulares presentes en la tapa de cilindro sobre la que hace contacto la válvula.
Su función consiste en reducir el impacto y desgaste que provocaría el accionar de la válvula sobre la tapa de cilindros (culata). Ante un desgastes éstos asientos deben ser reemplazados por otros nuevos.

Árbol de levas

El árbol de leva es el eje que movido por el cigüeñal hace posible la apertura y cierre de válvulas mediante unas profusiones excéntricas denominadas levas.

Para la transmisión del movimiento desde el ciguenal hacia el árbol de levas se utiliza un sistema de engranajes que mediante la diferencia de dientes en ellos hace posible reducir la velocidad de giro a la que realmente necesita el árbol de levas (ésta velocidad de giro siempre es menor que la del cigueñal).

Elementos de mando

Esta formado por diferentes piñones.
Uno de éstos se encuentra presente en el cigueñal en el punto opuesto al volante, mientras que otro está colocado en un extremo del árbol del levas.

La transmisión entre éstos piñones se realiza en la mayoria de los autos mediante una correa de neopreno haciendo que éste sistema se silencioso, liviano y muy económico al momento de reemplazar ésta. Debe seguirse estrictamente las recomendaciones del fabricante para su reemplazo (que pueden ser 30.000, 50.000 km o más según lo recomendado), ya que una correo con un excesivo desgaste puede terminar en su rotura con graves daños para el vehículo.

Otro tipo de transmisión menos usado es por cadena, también silencioso aunque no tanto como con correas.

También es posible encontrar la transmisión directamente realizada por ruedas dentadas, generalmente de forma helicoidales y lubricados por el aceite del motor para prolongar su duración.

Balancines

Los balancines dirigen la apertura y cierre de válvulas, y consisten en palacas construídas de acero que accionan alrededor del eje de balancines, ubicado entre las válvulas y las varillas de los balancines, o entre las válvulas y las levas si se trata de un motor con árbol de levas en cabeza.




MecanicaFacil.info