Lubricación

"

La lubricación tiene varias finalidades a la hora de mantener un buen funcionamiento del motor, entre ellas encontramos que controlan el desgaste de las piezas móviles del motor de la acción producida por la fricción y/o rozamiento entre los metales, evitanto así un sobrecalentamiento de ls mismas.

Además el aceite debe poseer las propiedades químicas necesarias para evitar la corrosión y depósitos en el motor.

El desgaste provocado por rozamiento

A simple vista las piezas metálicas parecen lisas, pero si las observamos a nivel microscópico percibiríamos que las superficies no son regulares provacando así un rozamiento que lleva al desgaste y sobrecalentamiento de las piezas.

El rozamiento es el responsable muchas veces una menor potencia del motor debido a las fuerza adhesión de las superficies en movimiento entre sí e irregularidades de éstas, es por eso que una buena y adecuada lubricación es fundamental para el buen funcionamiento del motor y un prolongamiento de su vida útil.

Una mala lubricación, ya sea por fallas en el sistema de lubricación, por no recambio del aceite cuando sea necesario segun el kilometraje recorrido o por utilizar aceites indebidos, puede llevar a daños severos e irreversibles en el motor, ocasionando grandes gastos en la posterior reparación.

Para evitar estos daños pasaremos a estudiar las características de los lubricantes y que tipos existen en el mercado, así identificaremos que lubricante ese el apropiado para nuestro vehículo y el uso dado (y eventualmente también el clima del lugar por donde circulemos)

Lubricantes

Como lo mencionamos anteriormente, el lubricante debe poseer variadas características par controlar el rozamiento evitando el sobrecalentamiento, evitar el desgaste, la corrosión y el acumulamiento de depósitos.

Entre las características primordiales de un lubricantes encontramos que éste debe tener una viscosidad y oleosidad adecuada; ser resistente a grandes cargas para soportar eficazmente el rozamiento; no debe ser proclive a unirse con el aire, combustible ni agua; no debe ser corrosivo, tóxico ni inflamable, y muchas propiedades más que los lubricantes de primera línea cubren con creces.

Viscosidad

La viscosidad proporciona la resistencia al desplazamiento del lubricante dentro del motor. Es medida mediante una clasificación a nivel mundial denominada SAE que encontraremos en el packing del aceite independientemente de cual sea su fabricante.

Especificación SAE

La clasificación de los lubricantes varía ligeramente según se trate de aceites monogrados o multigrados.

En los monogrados la viscosidad medida a unos 100° de temperatura es indicada por un número, la letra W significa que la viscosidad esta medida a -18° (aptos para epocas de gran frío).
Entre los monogrados encontramos SAE 20 (Fluido), SAE 30 (Semi fluido), SAE 40 (Semi denso), SAE 50 (Denso), SAE 70 (Espeso), SAE 60 (Extra denso).

En los multigrados existen en cambio dos valores para expecificar la viscosidad, propiedad muy conveniente de éstos lubricantes ya que permiten conservar el mismo ante los cambios de estaciones.
Estos lubricantes son: 10W/60, 10W/50, 15W/40, 15W/60, 20W/40, 20W/50.

Puntos de fluidez

Hace referencia a la propiedad del lubricante que le permite fluir a bajas temperaturas bajo la fuerza de gravedad.
El movimiento mecanico deja al lubricante fluir a temperaturas mas bajas al punto de fluidez.

Oleosidad

Concierne a la adherencia a las superficies metalicas.
Un lubricante con una gran oleosidad permite un menor desgaste de los casquetes ya que las piezas metálicas son recubiertas por una pelicula multimolecular de grandes moleculas que lo protegen del desgaste.

Resistencia de la pelicula

Es la resistencia de la pelicula a la carga que puede soportar durante 10 segudnos sin producir ligaduras.

Corrosion

Es fundamental que el lubricante no sea corrosivo y proporcione además una proteccion contra la corrosión.

Detergencia

Cuando un lubricante posee esta característica tiene una función de limpieza de residuos del motor.

Estabilidad

Un lubricante con buena estabilidad es resistente a la desomposicion que produce la temperatura y gases quemados.

Por último cabe señalar que los lubricantes pueden ser sintéticos o minerales, radicando la diferencia en el proceso por el cual se obtienen.
Mientras que el mineral se logra mediante destilacion del petroleo, los aceites sinteticos son fabricados con procesos quimicos.

Los aceites sinteticos no se descomponen con mayores temperaturas y son muy estables que los minerales presentando además una viscosidad mayor a los minerales. También permiten prolongar los periodos de cambio de aceite.

" 


MecanicaFacil.info